Un sábado de emociones en el Pérez de Rozas

 

Tras menos de 7 días de la final de la copa del Rey, CB Barcelona y Marlins de Tenerife volvían a enfrentarse en el campo municipal Pérez de Rozas. Después de la derrota sufrida la semana pasada, el conjunto de Jorge Miqueleiz deseaba tomarse la revancha.

Desafortunadamente, en el prime partido, gracias a una extraordinaria actuación del pitcher de los Marlins y de toda la defensa, los canarios se han llevado la victoria por 5-0, resultado que ha significado la primera derrota en División de Honor para el Barcelona en lo que va de temporada.

No obstante, el segundo partido ha sido rico de emociones. El equipo catalán, tras dos derrotas consecutivas contra los canarios estaba determinado a ganar. De hecho, el Barcelona ha empezado muy fuerte y se ha adelantado en el marcador por 2-0, antes de sufrir la remontada de los canarios. En la quinta entrada, con los dos equipos empatados a dos, ha empezado a llover. A pesar de la lluvia, los árbitros no han suspendido el partido hasta el final de la sexta entrada. Pues los Marlins se habían adelantado en el marcador por 4-2 en la parte alta del sexto inning, y con ese resultado, en caso de no poder reanudar el partido por la lluvia, el equipo de Tenerife se hubiera llevado la tercera victoria en menos de una semana contra el quipo que está dominando la División de Honor. Sin embargo, tras una hora de suspensión ha sido posible reanudar el encuentro.

En la parte baja de la novena entrada los Marlins seguían ganando 4-2 y el Barcelona tenia una ultima posibilidad para ganar el partido o para empatar y seguir con vida en los extra innings. Ramón Varela consigue empujar el 3-4 de José Luis Riera. Cuando todo parecía perdido, con dos outs y el joven pitcher Jonathan García en el bate, ocurre lo impensable: la defensa de los canarios se acerca a las bases esperando una jugada corta del pitcher del Barcelona y contra todo pronostico el joven lanzador golpea la pelota con gran valentía, fuerte y larga, lo bastante para conseguir un triple y empujar a casa el punto del empate.

En la 10ª y definitiva entrada Jonathan García en el pitcher pulveriza los bates canarios consiguiendo un “0” en el ataque de Marlins y en la parte baja, con dos outs José Luis Riera batea el hit del partido empujando la carrera del 5-4 con la cual el conjunto catalán se ha llevado la decimotercera victoria en catorce partidos de campeonato.

Esperando que los Astros de Valencia recuperen los dos partidos suspendidos por la lluvia durante el pasado fin de semana, el CB Barcelona sigue líder en solitario en la División de Honor con 13 victorias y una derrota.